Club atletismo Mandarache Cartagena

Club atletismo Mandarache Cartagena

escuela Mandarache

escuela Mandarache
nuestra escuela ya esta funcionado, pincha en la imagen para acceder a ella.

sábado, 18 de junio de 2016

I RUTA POR LA FIBROSIS QUÍSTICA. CARTAGENA -AGUILAS

El pasado miércoles nos concentramos en la explanada del futuro, eso esperamos, pabellón de deportes de la ciudad.
Allí se colocaron los colaboradores con las ambulancias de la empresa ambulancias Martinez que cedió un Hummer y varios vehículos para cuidar de nosotros durante el reto.
La ruta nace como casi todo, por casualidad, una idea de Juan de Dios, que va tomando cuerpo y que ya conocíamos de hace unos años.
 
El reto solidario esta servido.
Se iniciaba con una primera dimensión senderista, al alcance de todos.
Cogiendo parte del GR 92 y un trozo del recorrido de la Cartagena trail de hace unos años. La gente relajada y contenta iba poco a poco completando los kilómetros que nos separaban del Portus. Aquí iba a tener lugar un pequeño evento en el que se rendía pleitesía a los idearios de la ruta y en la que nuestro concejal de deportes les entregaba una insignia de plata. Prometia sensibilizarse con ellos y esperemos ayudar con algo más que palabras.
 
Esperanzados en que cumplira sus palabras y trasformará esos ánimos en ayudas reales.
Partíamos al fin a la aventura, el verdadero reto comenzaba.
Salíamos flanqueados por los senderistas que se dispusieron para hacernos así un pequeño homenaje.
Volvíamos la rambla para esta vez dirigirnos por diversos caminos hacia Isla plana, evitando así la zona de la muela, abierta a cazadores y domingueros pero cerrada a los corredores, alimañas capaces de afrontar un reto como este pero incapaces de respetar el medio como los anteriores, evidentemente.
Bueno, no es el foro.
Tras unos momentos de incertidumbre conseguimos encontrar la ruta correcta, gracias sin duda al gps de Toni Garnes, al cual debemos sin duda alcanzar la meta deseada.
Aquí los mandaraches formábamos un buen grupo, aunque algunas unidades se habían quedado en la anterior parada como Pablo Soto y su mujer Laura.
 
 Continuábamos Javi, Vanesa, Ernesto, Cristián y yo.
 Puede que alguno más.
Hasta Isla plana íbamos a buen ritmo, siendo esta de las zonas más técnicas, con el añadido de que muchos apenas ruedan por la noche. Pocos problemas, más que algún calambre, si es  cierto que tuvimos que cuidar a un padre y su hijo que iban tocados, debido en gran parte a su inexperiencia.
No es este deporte para pruebas y experimentos.
Nos divertíamos en las bajadas y en alguna subida.
Esta zona discurre por tramos de la ultrafort y la carrera de Perin.
Para que os hagáis una idea de la dificultad técnica del mismo. Compañero inesperado fue el calor a estas horas de la noche, pues se espera algo de fresco. En algunas zonas de estrechamiento de la Rambla, el aire caliente cargado de humedad nos hacía "disfrutar" de la noche.
Esta sensación perdía las comillas al llegar a lo alto de las colinas que dan acceso a rambla del canal, pudiendo disfrutar de la visión nocturna de toda la bahía de Mazarrón. 
Iluminada con las luces de la ciudad y los más afortunados con la torre de Santa Elena a la izquierda, vigilando las tranquilas aguas de la Azohía. Simplemente, maravilloso.
Aquí nos aceleramos, algunos porque disfrutamos de estas cosas, otros porque veían la cercanía del increíble avituallamiento que nos tenían preparado . Chapeu a la organización del evento, a la asociación para la fibrosis. Realmente de lo mejor que hemos disfrutado nunca en cualquier carrera.
Aquí apretamos bastante el paso, para claro está, después , hacer las paradas de reagrupamiento, pues no se trata de dejar atrás , sino todo lo contrario, pues aquí respiramos juntos....
Ya en Isla plana, se nos unían las bicis, el gran Teo Manzanares y Blanca Gilabert entre otros...
 
Partía la comunidad del anillo, bien alimentada, no precisamente de pan elfico. E hidratada para lo que nos quedaba. 
Junto al mar nos acercábamos a Puerto de Mazarrón.
Corriendo entre amigos y junto a la costa.
 


Amanecía llegando a Bolnuevo aquí pasábamos cerca del camping recordando con el maestro anécdotas de nuestro anterior pasó camino de Calabardina años atrás. Con Teo, en su bicicleta, recuperándose de sus dolencias que le impiden correr de momento. De momento porque sigue echándole coraje a la vida. Una de las personas que más admiro, por su fuerza y espíritu de superación. Un espejo en el que mirarse. Sin duda un referente para la esperanza en la que sin duda los niños que nos motivaban a afrontar esta ruta pueden tomar.
Aquí sin duda me sirvió de bastón pues unos kilómetros antes me estaba durmiendo mientras corría. De pie y avanzado me quedaba crítico.
Notaba como me ladeaba de un lado a otro sin poder remediarlo.
Mi reino por un café.
Con Rosa también compartí esos momentos en los que necesitas avanzar junto a alguien para vencer al sueño. Cualquiera que me viese diría, anda que va fino.....
En aquellos momentos, afrontando las rampitas que dan acceso a las calas nudistas y volviendo a camino de tierra, donde se corre el cross de bolnuevo, recibo un mail de mi amigo Gambin, con una gran noticia de su padre, y consigue volver a emocionar me como años atrás lo hiciera con mi crónica de mi primer SERTRI.
Es un honor rodearse de personas así, vuelva a ir por usted y el padre que lo trajo a nosotros. A quien darle las gracias por ofrecernos la oportunidad de conocer a tan entrañable persona.
Ya en pleno desierto y de nuevo en zona protegida, atravesando Cañada de Gallego, covaticas y percheles. Playas sin duda paradisíacas , dentro del entorno natural.
Recibo noticias de Esther, que a pesar del Man se unía a nosotros. 
Otra alegría. Pues no que aparece en chanclas la tía. No guaraches de esas, no. Chanclas.
Entre risas Fernando la trae en su todo terreno.
Me da una gran noticia. Ahora si la comunidad toma forma. Alcanzamos de nuevo al grupo y vamos ya a puntas de calnegre. Allí nos espera caballo blanco para ofrecernos su hospitalidad.

Allí se hizo una de las últimas paradas de avituallamiento.
El buen rollo era general.
Aunque siempre pasa alguna cosilla todo parecía solventarse para bien.

Tras unos hurras en el chiringuito en honor a Juan De Dios  salíamos por la cuestecita sintiendo los rayos de sol en toda su fuerza.
Cabía una sorpresa antes de alcanzar cabo Cope.
Ducha inesperada y súper gratificante nos dejaba tonificados para el trozo de costa de nuestra región levantina, uno de los parajes más bellos y protegidos de la misma

Playas casi desiertas con aguas cristalinas que podemos disfrutar a nuestro paso.

Esta parte es la que más disfruta un corredor de ultra distancia pues el cuerpo ya está adaptado a la distancia y al calor. Algo que no se entiende por quien no se dedica a esto.
Ya casi en cabo Cope.

Aquí así en nuestro objetivo final pudimos disfrutar de un avituallamiento algo más completo.

Como se puede ver vernos tan cerca relajo a todos.

Después de una cervecita nos disponemos a salir más de uno se hubiera quedado allí.
Poco a poco y formando un grupo muy compacto nos ponemos en marcha para cubrir en bloque los poco más e 10kms que restan. Muchos de los conductores nos animaban.
La gente con muy buenas sensaciones gastaban bromas sobre el calor .
José Ramón grababa en vídeo los últimos instantes de la aventura. Todos trotaban a su paso por Calabardina y al pasar el pueblo teniendo el asfalto al lado decidimos entre risas, que no nos va lo sencillo, que nos va la marcha y que si corremos n montaña es porque si vemos una cuesta se nos altera el pulso.
Constancia gráfica dejo nuestro amigo de forma muy graciosa. Os recomiendo el vídeo.
Después de un trozo muy divertido dejamos atrás el monte y en Águilas , al fin. 
Aquí la policía viene a darnos escolta, parando el tráfico a nuestro paso. La emoción nos embarga y sobrecoge. La piel de gallina al ver al fondo nuestra meta. El puerto deportivo nos espera.
A nuestro paso la gente nos pita desde sus vehículos, en las terrazas de los bares nos vitorean conocedores algunos de nuestro esfuerzo. 
 
El objetivo de poner a la asociación para los enfermos de fibrosis quística en primera plana, en las mesas de los políticos y en las conciencias de todos se ha logrado.
Vaya por delante nuestro agradecimiento por sus mimos y cuidados.
Gracias por darnos la oportunidad de respirar junto a vosotros, gracias por compartir con nosotros vuestra fuerza y coraje que como padres nos trasmitís.