Club atletismo Mandarache Cartagena

Club atletismo Mandarache Cartagena

escuela Mandarache

escuela Mandarache
nuestra escuela ya esta funcionado, pincha en la imagen para acceder a ella.

Historia del club

Orígenes del Club.

Os doy la bienvenida a todos los corredores y amigos del Club Atletismo Mandarache Cartagena.

Como algunos bien sabéis, el nacimiento de nuestro club, tuvo lugar el pasado verano, cuando unos trabajadores del complejo turístico La Manga Club, juntó a residentes del mismo y amigos de Cartagena, decidimos ponernos manos a la obra en este ilusionante proyecto.

A lo largo de estos escasos meses, fuimos participando en diversas carreras populares, comenzando el pasado mes de Julio con el Cross Bahía de Portmán y siendo nuestra última participación, hasta hoy en la Media Maratón Ciudad de Almería.

Nuestro objetivo fundamental es la promoción y fomento de este deporte, así como llevar el nombre de Cartagena y su comarca a todos los rincones del mundo.

Algunos de nuestros miembros han tenido la oportunidad de correr las Maratones mas importantes del mundo (Londres, Berlín, Ottawa, Boston, Hamburgo, Chicago, Dubai, Munich, Liverpool etc.).Este año puedo confirmaros que habrá Mandaraches en el 25 Aniversario de la Maratón de Londres, en la Maratón Popular de Madrid, así como en la espectacular y famosa Maratón de New York.
Pero no solamente vamos a tener presencia en grandes eventos. También, las carreras cortas van a ser protagonistas de nuestro club. Somos un club joven, por lo que muchos de nuestros compañeros, se han iniciado en esto a la par del nacimiento del mismo.

Nuestro propósito es aportar nuevos deportistas en este bello deporte, para el disfrute del mismo.

Para el poco tiempo que llevamos funcionando, hemos dado pasos agigantados, como la Legalización del club(estando en trámites de federarlo),la puesta en marcha de esta magnífica página Web, en la que a través de ella, canalizaremos toda la información referidas a nuestro club, la consecución de equipaciones gratuitas para todos nuestros corredores, aportaciones económicas de distintas empresas de nuestra ciudad etc.

Por lo que agradecemos profundamente a nuestros patrocinadores su generosidad con nuestro club, dando la bienvenida a futuros Sponsors que se irán incorporando a lo largo de este año.

No me quiero despedir de vosotros, sin felicitar a nuestros compañeros Daniel Portero, Juan José Díaz Guirado y Gabriella Becker, por conseguir los primeros trofeos para nuestro joven club.

Deseando a todos que sigáis con esta ilusión, estoy seguro de que formaremos una gran familia y por consiguiente un gran Club.

Un saludo afectuoso,
Diego Martínez.


Una "pequeña" explicacion del origen del nombre Mandarache

Mar de Mandarache , se llama así a la parte del puerto de Cartagena, donde está hoy El Arsenal y significa: fondeadero, puerto. Nombre de origen árabe.

Mandarache es el nombre de la antigua ensenada, donde estuvo ubicado el antiguo puerto de Cartagena, zona noroeste de la actual bahía, bajo las estribaciones de la sierra del Atalaya y donde estuvo ubicada la población mastiena.

Finalizada la primera guerra púnica entre el 264 y 241 a. de C. con la pérdida para Cartago de sus colonias sicilianas, debe fijar su atención en Iberia, como fuente de ingresos con cargo a las minas argentíferas de Mastia y Sierra Morena, a fin de hacer frente a los fuertes tributos impuestos por su enemigo, como así mismo por la necesidad de buscar una base de apoyo en territorio continental, dotada de un puerto seguro, con vistas a un nuevo e inevitable choque con Roma.

Se contempla seguidamente la elección del emplazamiento de la nueva ciudad o capital púnica en la península ibérica, fijada más tarde en el solar o en las proximidades de la urbe tartésica de Mastia.

Si bien este primer puerto era idóneo para el tráfico comercial de la época, no reunía las condiciones defensivas necesarias, para defenderse de las posibles invasiones.

Pero, por el contrario, Cartagena contaba también con una rocosa península defendida por cinco colinas, con un protegido valle interior, rodeada por el mar y la laguna (albufera, estero y posteriormente llamada Almarjal. La presencia de ésta, muy disimulada hoy por las construcciones modernas, ha sido rescatada como terreno pantanoso repetidamente. La inundación del 29 de septiembre de 1919, dejó el estanque tal como estaba en tiempos antiguos, alcanzando el agua en la calle del carmen 2,85 metros sobre el suelo) con un sexto promontorio más al este dominando el istmo, lengua de tierra que une la península con el continente, único acceso a ella por tierra firme.

Estas condiciones de fortaleza natural, permitirá sostener favorablemente a la plaza fuerte cartagenera una larga serie de asedios, hasta tiempos contemporáneos.

Ello justificaría la fundación de Quart Hadast en este reducto a finales del siglo III a. C.

El poblado mastieno entraría en órbita de decadencia, y entre sus ruinas, surgiría una nueva ciudad, que se convirtió, en capital de un más amplio territorio del que había sido, hasta entonces provincia mastiena.

El Mar de Mandarache pudo ser el enclave de una segunda zona portuaria, situada desde las calles Mayor y Puertas de Murcia, llegando a formar playa hasta el actual muelle de Marruecos del Arsenal.

Dada su configuración interior y la tipología geográfica, en este lugar pudieron estar los arsenales de Asdrúbal o antiguo cotton(puerto militar cartaginés), que labraría el fundador con preferencia a las demás obras, después de rodear la ciudad, con un importante cinturón de piedra.

La ciudad, por tanto, poseía una situación defensiva natural incomparable. Físicamente era casi inaccesible y sólo se podía llegar a ella con facilidad a través del estrecho margen que dejaba el istmo, donde se situaban las puertas principales que, a su vez, quedaban flanqueadas por los cerros de Cantarranas y San José. Su entorno periférico contribuía sobremanera a reforzar el carácter defensivo de su emplazamiento.

Al norte, la laguna, a modo de inmenso foso natural inundado y cenagoso, por donde no podían evolucionar las máquinas de asedio, constituía una barrera infranqueable. Al sur de la península se extendía la bahía que conformaba el más amplio y seguro puerto natural del Mediterráneo.

Las cinco colinas que se erguían, dentro de la península y sus sucesivas denominaciones:

-“Colina del Este” (SE).Esmun- Templo de Asklepio- Esculapio, actual Castillo de la Concepción.

-“Colina del Oeste (NO) con la ciudadela y Palacio de Asdrúbal.Arx Asdrubalis, actual molinete.

-“Cerro de Hephaistos- Vulcano, al Norte “(NE), actual Despeñaperros;

-“Cerro de Aletes”, actual San José;

-“Cerro de Molok- Kronos, actual Monte Sacro o Cantarranas.

Algunos autores sitúan intramuros de la ciudad, una sexta colina, al Este del istmo “Tumulus mercurii, Cerro del Dios Mercurio, actual Castillo de los moros.

La costa acantilada y de difícil desembarco, dejaba un estrecho paso a la bahía entre las puntas de Podaderas al oeste y de Trincabotijas al este. La dificultad de acceso marítimo al puerto se veía potenciada por la presencia, en el intermedio de estos dos puntos, de un pitón de dolomías que formaban un peligroso bajo a escasos centímetros de la superficie del mar, conocido como Laja (hoy día bajo el Faro de la Curra).

La naturaleza había dispuesto una serie de barreras defensivas que rodeaban la ciudad, enclavada en el centro de todo este dispositivo topográfico.

Todos estos condicionamientos topográficos se dan a la localidad, hasta el punto que se le ha conferido a través de la historia su doble condición de Plaza Fuerte Marítima Terrestre, que lo ha sido desde su fundación histórica y de forma no interrumpida, hasta el momento presente.

Bien entrado el Siglo XVIII, fueron erigidas las murallas de Carlos III que, junto al Arsenal, los edificios militares y el sistema de defensa de costas, constituyeron el conjunto defensivo más importante y completo que tuvo la base en su dilatada historia.

La ciudad es designada como cabecera del Departamento Marítimo del Mediterráneo en el año 1728, y durante todo el siglo se realizaron multitud de obras tanto públicas ( desvío de la rambla de Benipila, desecación y saneamiento de El Almarjal) como militares, y todo bajo el patrocinio del Estado. De un gran coste económico para aquella época.

La construcción del Arsenal comienza en el año 1731, en el reinado de Felipe V y concluye en 1782 en el reinado de Carlos III. El núcleo principal del Arsenal se realizó en el llamado Mar de Mandarache, donde se ubicaba el apostadero de las Galeras de España, siendo éste ya , un terreno pantanoso que ya había colmatado dicho Mar . Para ello fue preciso el desvío de las ramblas de Benipila y El Saladillo, hacia su actual desembocadura en la Algameca Chica por la cortadura, para evitar las avenidas y paralización de las obras, por cegamiento de esta ensenada.